Reseña – Joder si te quise

Últimamente estoy viendo un montón de autoras nuevas por mis redes sociales. Chicas que (como yo) se lanzan de cabeza a la autopublicación. Así, empecé a «oír» hablar de Elsa García. Y de sus chicos. Así que, cuando hace unas semanas la autora nos regaló a sus chicos, no lo dudé y me lancé de cabeza a la lectura. Y menos mal que lo hice. Joder si te quise es una historia maravillosa.

Sinopsis de «Joder si te quise»

Hana odia gimnasia, al señor Sagarra y su mote. Pero, sobre todo, odia su cuerpo. Así que lucha contra él. Lo castiga, lo lleva al límite y comienza una guerra en la que se cree vencedora, sin saber que en ese juego nunca gana nadie.Víctor y Gabi adoran sus vidas, sus fiestas y su independencia. Pero, sobre todo, adoran a Hana. Seguramente, más de lo que es recomendable para los tres. Al menos, si quieren seguir siendo amigos…

Autopublicada en Amazon.

Mi opinión personal

No tenía ni idea de qué iba a encontrarme en este libro, y lo agradezco muchísimo. Cuando empecé la historia creí que no iba a ser para mí, pues comienza con una Hana adolescente que sufre un rechazo brutal. No es que no me guste la literatura juvenil, pero en ese momento no me veía capaz de enfrentarme a una dura historia de ese perfil. Sin embargo, tenía algo. Y seguí leyendo. Y leyendo. Hasta que, dos tardes después, lo había acabado.

Lo mágico de «Joder si te quise» es que podemos observar de primera mano el crecimiento de Hana. La vemos atravesar la adolescencia, esforzarse demasiado, maltratarse. La vemos alcanzar un punto de no retorno que me puso un nudo en la garganta. Después, seguimos sus pasos mientras se cura, encuentra su sitio y evoluciona hasta convertirse en una mujer de los pies a la cabeza.

Y luego están ellos. Víctor y Gabi son… casa. Sé que es una definición un poco manida en los tiempos que corren, pero no se pueden describir de otra forma. Son hogar, son tardes de sofá y cerveza, son noches que se van de las manos, son horas de estudio y exámenes y son una lucha para intentar mantener el equilibrio en una relación que las tenía todas para acabar como el rosario de la aurora: el amor, los celos y el tiempo. Porque, a veces, el paso de los años y que cada uno busque su sitio puede provocar el distanciamiento. Elsa ha sabido hilar fino y, cada uno de ellos, va encontrando su lugar en el mundo.

Cosas a destacar de «Joder si te quise»

Lo primero, es que las relaciones entre los personajes principales son sanas. Así, a secas. Una vez superada esa etapa de la adolescencia tan dura, Hana va aprendiendo que su prioridad debe ser ella misma. Tanto Víctor como Gabi están a su lado cuando flaquea. Sin reproches. Sin exigencias. Sólo… están. Me ha ENCANTADO que, en algún momento, todos decidan volar por su cuenta, para buscar qué quieren «ser de mayores». Y así debería ser siempre en la vida real.

También me ha parecido maravillosa la forma en la que vemos evolucionar a Hana, desde la adolescente insegura hasta la mujer fuerte en la que acaba por convertirse.

Y ya, por último, creo que Elsa se ha documentado de una forma maravillosa sobre un tema tan delicado como son los trastornos alimenticios y no sólo ha sabido plasmarlo muy bien, si no que puedes llegar a comprender el proceso completo. Lo sufres con ella y, a mí personalmente, me daban unas ganas loquísimas de abrazar a Hana todo el rato y decirle que sólo necesitaba que la quisieran así, como ella es. Como después harían Víctor y Gabi. Un diez.

Cosillas que no me han gustado

Sólo le pongo tres «peros», y son tan chiquititos que le quitan cero valor a la historia. El primero, que en ciertas partes me chirriaba un poco la línea temporal. La novela está escrita en primera persona del presente, así que en ocasiones me daba la impresión de que no se correspondía la época con ciertas series o aplicaciones de su día a día. Pero perfectamente puede ser que me estén bailando las fechas y sea sólo cosa mía xD.

El segundo «pero» es que, en ocasiones, me faltaban diálogos. Elsa describe tardes perfectas de conversaciones mágicas, pero me hubiera gustado estar allí, con ellos, escuchando qué tienen que decir. Ojo, este «pero» no es malo: Es sólo que es una novela tan bonita que me hubiera gustado meterme a fondo en su vida, no sólo como una observadora externa.

Por último, en algunas partes de la historia, el choque de la historia de la Hana adolescente al paso de su edad adulta o a su vida post-carrera es un poco fuerte, dando la impresión de que comienzas una historia nueva desde cero. Eso me ha sacado un poco de la novela y he tenido que volver a «reengancharme».

En resumen…

Tengo en la aplicación del Kindle «Si no es contigo, no es», la segunda parte, y aún no he empezado con ella porque Víctor, Gabi y Hana me han dejado tocada. Es una novela tan redonda que me da miedo meterme en su continuación y que ya no sean felices, os lo juro. Pero, por resumir:

Contras: Mira, ninguno. Ninguno de los pequeños «peros» que he comentado desmerecen esta historia.

Pros: Es una oda a la amistad, al quererte tú antes de querer a nadie más, a las relaciones sanas, a labrarte tu vida y, entonces sí, a querer bien. BRAVO, Elsa.

Mi puntuación:

Reseña – Joder si te quise

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba